Avería en un coche de segunda mano, ¿quién debe responder a la carga de prueba?

servicios

Uno de los mayores temores del comprador de un coche de segunda mano tiene que ver con las averías que puede sufrir el vehículo y de las continuas visitas al taller que esto puede conllevar. Pero, ¿sabías que el responsable de probar las averías en un coche varía con el tiempo? ¿Quién debe hacerse cargo entonces del pago?

El blog de GarantiPLUS explica en quién recae la carga de la prueba del estado del vehículo al momento de realizarse la transferencia, en el caso de que el vendedor sea un profesional y el comprador un particular, ya que si esta compraventa se ha efectuado entre dos particulares, la carga siempre recaerá sobre el comprador.

El tiempo transcurrido desde la venta juega un papel fundamental a la hora de definir quién será el responsable de presentar la carga de prueba. En este sentido, durante los seis primeros meses, esta obligación recae sobre el vendedor, quien deberá demostrar que el automóvil se entregó en el estado indicado al comprador.

Lo más recomendable en este caso es dejar constancia en el contrato de cualquier imprevisto que pudiera terminar ocasionando una avería. La existencia de este documento servirá para probar que el comprador conocía el estado en el que se encontraba el coche antes de adquirirlo.

Una vez transcurridos los seis primeros meses desde que el usuario recibió el vehículo de segunda mano, y en caso de avería, es el comprador quien debe hacerse responsable de la carga de la prueba. Esto quiere decir, que debe demostrar que el vehículo no fue entregado en el estado que decía el vendedor, presentando daños o defectos adicionales.

tallerlosarroyos Uncategorized 0 Comentarios

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.