Baleares prohibirá la entrada de vehículos diésel a partir de 2025

 

Y de gasolina desde 2035, según el borrador del anteproyecto de la Ley del Cambio Climático y Transición Energética presentado por el gobierno autonómico.

Baleares prohibirá el acceso de vehículos diésel a partir de 2025 y de gasolina desde 2035, aunque los que estén matriculados en las islas podrán continuar circulando, según recoge el borrador del anteproyecto de la Ley del Cambio Climático y Transición Energética presentado recientemente por el gobierno autonómico y de cuya información se ha hecho eco Europapress.es.

El objetivo de esta iniciativa es conseguir que el cien por cien de los vehículos que circulen en el archipiélago sean eléctricos para 2050, de ahí la prohibición de entrada de vehículos que no lo sean.

En concreto, Francina Armengol, presidenta de las islas Baleares, ha anunciado que este plan prevé que en el año 2050 en Baleares se empleen al cien por cien energías renovables, con un 40% de eficiencia energética y una disminución del 90% de las emisiones.

Armengol ha recalcado que esta ley pone a Baleares "en la vanguardia" y que es una comunidad que "tiene claros los compromisos que ha asumido a nivel internacional".

La ley saldrá próximamente a exposición pública y cualquier ciudadano podrá plantear alegaciones. Después de decidir cuáles incorporan, e informar a todas las consellerias, se tiene que aprobar el anteproyecto en el Consell de Govern. Hecho esto, podrá entregarse al Parlament para su aprobación, que podría llegar a finales de año o principios de 2019.

"RETIRAR LOS COCHES MÁS ANTIGUOS"

Respecto a este borrador, Faconautoha manifestado que el modo más eficaz para asegurar a corto y medio plazo una movilidad sostenible en las islas Baleares es propiciar la retirada de la circulación los vehículos con más de diez años.

Según la patronal, la "implantación masiva de los vehículos eléctricos" recogida por el citado documento será "imposible" si desde el gobierno autonómico no se incentiva su adquisición mediante un "plancontinuado en el tiempo y bien dotado presupuestariamente, en línea con lo que viene haciendo el gobierno central en los últimos años, y que debe facilitar la extensión también de los puntos de recarga". El año pasado solo se vendieron 144 coches eléctricos en Baleares; el 0,4% de todas las matriculaciones.

De no ser así, el Gobierno balear, a juicio Faconauto, estará perjudicando a las rentas más bajas, que no pueden acceder a estas nuevas formas de propulsión, así como al empleo localgenerado por las redes de distribución y reparación.

Faconauto considera "esencial que las administraciones, de la mano de los sectores implicados, aborden los problemas de movilidad y de calidad del aire desde una óptica integral y mediante un plan global y nacional para el automóvil, que debería incluir, entre otras cosas, la citada renovación del parque mediante todas las tecnologías disponibles, hacer un cambio de fiscalidad que propicie la circulación de vehículos con más exigencias medioambientales, repensar los protocolos de actuación ante episodios de alta contaminación, permitiendo la circulación de modelos menos contaminantes e incentivando en tales casos la economía colaborativa (car sharing) o potenciar el transporte público y el transporte de empresa".

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.